Cómo actúan las enzimas

Print Download

¿Cómo ayudan las enzimas cuando hay dolor o inflamación?

Las inflamaciones son una reacción del organismo ante las lesiones, los cuerpos extraños, los virus,  las bacterias y los alérgenos. Los síntomas típicos son el enrojecimiento y la hinchazón del tejido, además de sensibilidad al dolor, pérdida de la función y sensación de calor. La mayoría de estos signos se producen por la acumulación masiva de sustancias inmunológicas y agua, así como por un mayor aporte sanguíneo en las partes del cuerpo inflamadas. Por desagradable que esto pueda parecer, estos procesos son esenciales para la curación de los tejidos y la defensa ante estímulos nocivos.

Las citoquinas regulan las inflamaciones: son mensajeros del organismo que, por ejemplo, estimulan la producción de anticuerpos. Hay citoquinas que favorecen la inflamación (proinflamatorias) y otras que la inhiben (antinflamatorias). El desequilibrio entre estos dos tipos de citoquinas provoca la inflamación. Según la citoquina que prevalezca, la inflamación será aguda o crónica.

Las enzimas pueden ayudar a reestablecer el equilibrio entre los mensajeros pro y antinflamatorios para permitir que el proceso curativo de la inflamación se produzca con mayor rapidez y eficacia. Además, las enzimas reducen la hinchazón evitando así el dolor inflamatorio.

Top